Debate Ciudad y urbanismo. Claustre Obert

Durante el ciclo “Ciudad y Urbanismo”, organizado por la Universidad de Valencia y el diario Levante-emv en el marco del espacio de encuentro Claustre Obert, tuve la oportunidad de participar en el debate “Arquitectura y urbanismo para pensar”. Poder compartir reflexiones sobre Participación ciudadana en urbanismo en un foro como este demuestra que nuevas maneras de abordar la gobernanza del territorio desde las instituciones empiezan a interesar.

Mi intervención se basó en la manera en que abordamos los trabajos de participación desde el colectivo de profesionales la paisatgeria.

La cultura de la participación no es nueva, el reto es incorporar el trabajo voluntario excepcional que muchos colectivos y asociaciones ciudadanas vienen realizando desde hace mucho tiempo, con mucho esfuerzo y resultados poco satisfactorios. Esta nueva forma de abordar los procesos urbanos, donde ya no es suficiente con informar o simplemente consultar, está siendo una fantástica escuela de aprendizaje para todas y todos: ciudadanía, técnicos y administración estamos aprendiendo a trabajar de manera colaborativa.

El Urbanismo del siglo XXI se hace desde abajo, caminando y a escala humana, no desde el avión ni desde el coche. Los ciudadanos son claves en el proceso de transformación de las ciudades. El urbanismo de despacho -como única herramienta de trabajo- y desde arriba, ya no sirve, es necesario trabajar y observar desde la calle, utilizarlo como una herramienta social. Los técnicos hemos de hacer un esfuerzo por utilizar un lenguaje más cercano y tener en cuenta que las ciudades son ecosistemas vivos y cambiantes con el tiempo.

Además, la participación en urbanismo ha ayudado a hacer visible las situaciones de discriminación y desigualdad que se dan en el espacio público, que, aunque lo parezca porque estamos acostumbrados a él, no es neutro. Su planificación y diseño propicia y facilita más unos usos y comportamientos frente a otros, ignorando la diversidad y las necesidades de determinados colectivos. Es momento de incorporar esta visión crítica de la ciudad que se está impulsando desde el urbanismo feminista, dando voz a los grupos tradicionalmente silenciados, como las mujeres, los niños o las personas con necesidades especiales.

Notas de prensa:
Diario Levante-emv de fecha 22/11/2017.
Diario Levante-emv de fecha 28/11/2017.